Avolar

Vuelos y Guías de Turismo

Avolar

Culiacán

Una ciudad atravesada por un río, por lo general, tiene una hermosa vista que ofrecer; si a eso le suma modernos edificios, centros empresariales y comerciales, atractivos museos, verdes jardines y una deliciosa cocina, entonces comprenderá por qué Culiacán es una opción para toda persona que viaje por negocios, quiera divertirse o simplemente la elija por el placer de conocerla.

Con la llegada de los primeros colonizadores españoles a la región, en 1531, la villa de San Miguel de Culiacán se convirtió en el centro de operaciones para la explotación, conquista y evangelización del noroeste del país. Más adelante, cuando se constituyó el Estado de Sinaloa en el siglo XIX, Culiacán fue considerada la ciudad capital. En una muestra de la modernidad porfiriana, llegó el ferrocarril South Pacific, se construyeron caminos entre la población y la costa, y se levantaron ingenios azucareros como Eldorado. Posteriormente, en el siglo XX, se dio el auge de la agricultura basada en hortalizas y caña de azúcar, por lo que fue necesario desarrollar una infraestructura hidráulica que beneficiara a las tierras de cultivo de la zona, entre las que se incluyeron dos presas. Hoy, Culiacán es el centro urbano más importante del estado y concentra gran parte de la vida económica, política, social, educativa y cultural de Sinaloa.

El municipio de Culiacán colinda con una región serrana y se localiza en la parte central de Sinaloa; después del puerto de Mazatlán, es el destino turístico más importante de la entidad. Para los turistas más osados, el mayor atractivo radica en explorar las extensiones naturales que la rodean, muchas de ellas vírgenes, aunque también existen desarrollos turísticos costeros que satisfacen a los visitantes más exigentes. En la zona existen lagunas, esteros, diques y espejos de agua en los vasos de las presas que se han convertido en sitios ideales para la cacería de patos y gansos; y es que es conveniente decir que cerca de 20 millones de aves distintas viajan desde el norte de Estados Unidos, Alaska y Canadá en busca de alimento cuando sus lugares de origen se cubren de hielo. La temporada de caza dura 120 días y comprende de noviembre a fines de febrero.

Culiacán se encuentra entre las ciudades que disponen de infraestructura para dar albergue durante el invierno a la Liga Mexicana del Pacífico, donde es común ver peloteros de ligas mayores y a los máximos exponentes del beisbol en el país. En la temporada 2001-2002 el equipo de Los Tomateros de Culiacán ganó la Serie del Caribe.